domingo, 23 de septiembre de 2012

Pintando con témperas y sal

Hoy han querido pintar con las témperas.  Les he preparado a cada una una bandeja (de los huevos de codorniz) con los colores primarios (rojo, amarillo y azul) y el blanco.  Hemos estado hablando que los colores primarios se denominaban así porque no se pueden descomponer a partir de otros colores, en cambio los secundarios salen mezclando dos colores primarios.
Han comprobado que si mezclaban el rojo y el amarillo salía naranja, si mezclaban el amarillo y el azul salía el verde y si mezclaban el azul y el rojo salía el morado.
Les he preparado una pipeta para cada color y así han ido probando en un papel. (Lo siento no me he acordado de hacer foto).
Recordando cómo obtener estos colores han empezado a experimentar.
Al principio la peque ha estado mezclando sobre el papel con la pipeta, luego ha probado a salpicar con un cepillo de dientes, después a soplar con una pajita diluyendo la témpera con un poco de agua.



 



Y así  ha quedado su cuadro.

La mayor ha preferido pintar paisajes, ya lo tenía claro.
Primero ha dibujado, luego me ha pedido si le podía traer un poco de sal gorda y fina y he ido a buscarla.
Le gusta trabajar con el pincel y probar nuevas texturas con diferentes materiales.

Aquí está con la sal gorda

Y ha titulado su cuadro: Cascada.
La espuma del agua al caer la  ha hecho primero con témpera blanca y luego le ha echado la sal gorda por encima.

Estaba inspirada y ha pintado otro volcán


Y no han tenido bastante porque después de dar un paseo para ir a comprar el pan, se han puesto a pintar en la pizarra mariposas, muchas mariposas.




Y después han estado con la colección de cuentos que sacamos ayer de la biblioteca municipal.  Y luego otra vez con las bicis al parque.


4 comentarios:

  1. Pero qué artistas tienes en casa! me han encantado las mariposas

    ResponderEliminar
  2. jejej que de naturaleza, en plan selva cascadas, mariposas gigantes .....

    ResponderEliminar